¿Por qué archivar?

Los archivos son testigos del pasado. Proveen evidencia, explicaciones y pruebas de acciones ocurridas tanto en el pasado como en el presente.

Los archivos permiten que las sociedades lleven a cabo varios roles que generan que las comunidades civilizadas echen raíz y florezcan, roles que van desde facilitar la educación y la investigación, el entretenimiento y el esparcimiento, hasta la protección de los derechos humanos y la confirmación de la identidad de las sociedades. Los archivos son registros únicos y contemporáneos, por lo que, una vez perdidos, no pueden ser reemplazados. Sólo a través de su identificación adecuada, su cuidado y su amplio acceso, los archivos pueden desempeñar su rol vital capaz de beneficiar a la humanidad.

Los archivos y la buena gobernanza

La gestión correcta de archivos no consiste simplemente en almacenar registros para un historial o investigaciones. Estos son esenciales para una buena gobernanza.

Gracias a ellos los gobiernos pueden rendir cuentas y demostrar su capacidad para promover la democracia. Una buena administración de los archivos es lo que permite que un país comprenda el quién, cuándo, dónde, cómo y por qué de las acciones del gobierno. Estos hacen posible el respeto de los derechos humanos y permite que el gobierno pueda explicar y defender sus acciones. El archivar adecuadamente también garantiza una participación del gobierno más eficaz y oportuna.